X

Adiós al otro mundo, nos vemos mañana, volumen 1, reseña

El editor J-Novel Club es quizás mejor conocido por sus títulos de isekai como En otro mundo con mi teléfono inteligente o Ascendencia de un ratón de biblioteca, pero más recientemente han comenzado a diversificarse con más regularidad en títulos que no encajan del todo con los tropos tradicionales del género. Hoy estoy aquí para ver su última oferta. Adiós al otro mundo, nos vemos mañana para ver qué ofrece a los lectores.

Nuestra historia sigue a Keisuke, un chico de secundaria que de repente se encuentra en otro mundo. Si bien esto generalmente sería el comienzo de una gran aventura en otras historias, para Keisuke no demuestra nada más que solo, ya que el mundo en el que se encuentra ha pasado por un gran desastre y ahora quedan muy pocas personas.

Keisuke pasa sus días viajando en un vehículo a vapor, buscando la manera de regresar a casa. Como lectores, no estamos seguros de cuánto tiempo Keisuke ha estado viajando solo, pero es suficiente para que se haya cansado y se sienta tan solo que ha contemplado poner fin a todo. Sin embargo, avanza con dificultad y, finalmente, su persistencia se ve recompensada cuando se detiene en una estación de tren abandonada y se encuentra con Nito, un semielfo que está allí, pintando en su cuaderno de bocetos.

Naturalmente, Nito desconfía de Keisuke, para empezar; después de todo, es una joven que viaja sola. Sin embargo, cuando Keisuke se acomoda para preparar la cena, ella se intriga y deambula. Ella todavía tiene miedo de acercarse demasiado a él y se niega obstinadamente a su amable oferta de comer juntos, pero finalmente, se gana a medida que su hambre se apodera de ella. A partir de ahí comienza una tierna relación que crece a lo largo del resto del libro.

Eventualmente, gracias a que ambos vehículos se averiaron y únicamente pudieron reparar uno (tomando partes del otro), Keisuke y Nito deciden intentar viajar juntos, lo que deleita a Keisuke, ya que no ha estado más solo todo este tiempo. Resulta que ambos están buscando algo. Nito está buscando los lugares que su madre visitó y dibujó en el cuaderno de bocetos que ha heredado y Keisuke está persiguiendo a alguien que conoció antes de que comenzara este libro. ¿Alguno de ellos llegará a su destino? Bueno, eso está por verse…

De muchas maneras Adiós al otro mundo, nos vemos mañana se siente similar a El viaje de Kino o Bruja errante, ya que presenta historias bastante episódicas con una trama general que las atraviesa. A pesar de que este mundo es bastante estéril, Keisuke y Nito se encuentran con otros viajeros en el camino y pasan un tiempo escuchando sus historias y compartiendo una comida antes de seguir adelante. No diría que los cuentos son tan sombríos como cualquiera de las series con las que hice comparaciones, pero tampoco carecen de una sensación de pérdida y delicadeza.

La otra cosa buena es que el autor Kazamidori nunca ahoga al lector en vertederos de información. Comenzar la novela a la mitad de la historia de Keisuke significa que no tenemos que lidiar con él encontrando sus pies y aprendiendo a sobrevivir como la mayoría de los otros libros del género. Al conocer a Nito y otros viajeros, él (y por extensión el lector) aprende cómo el mundo llegó a estar en este estado y obtiene pistas sobre cómo solía ser este mundo cuando floreció.

Si hay una crítica que tengo sobre la escritura, es que las escenas de cocina tienden a ser demasiado largas. Sé que es una tendencia en este momento con las novelas ligeras hablar extensamente sobre comida y cocina, pero aquí creo que puede distraer la atención de la narrativa que de otro modo sería fascinante. Aunque la serie anterior de Kazamidori (actualmente sin licencia) trataba sobre un protagonista que dirigía un café en un mundo de fantasía, sabiendo eso, no sorprende que este trabajo también sea pesado en descripciones de alimentos.

Pero lejos de esa pequeña crítica, debo decir lo impresionado que estoy con la historia que Kazamidori ha presentado aquí. Ciertamente, no es fácil crear un mundo tan interesante como este y al mismo tiempo alimentar al lector sobre sus orígenes. En la superficie, esto parece una serie bastante linda de la vida, pero profundiza un poco más y hay mucho en qué pensar mucho después de llegar al final del primer volumen.

En lugar de una aventura de otro mundo, esta se siente como una cómoda historia de fantasía que creo que le beneficia en este mercado abarrotado. Es fácil de recomendar incluso a aquellos que se han cansado mucho del género. Kazamidori nunca te pone en la cara que este es un mundo de fantasía, sino que preparan la escena lo suficiente para que sientas la atmósfera de otro mundo sin concentrarte demasiado en ella.

Como se mencionó anteriormente, Adiós al otro mundo, nos vemos mañana El volumen 1 llega a Occidente gracias a J-Novel Club que lo ha lanzado digitalmente. La serie está siendo traducida por MPT y la traducción se lee bien sin problemas para notar. Al final del libro se incluyen ilustraciones en color y un ‘registro de personajes’, que habla sobre algunas de las opciones de diseño para los atuendos de los personajes. Hablando de ilustraciones, estas han sido manejadas por Nimoshi y capturan adecuadamente la apariencia inocente y juvenil de Keisuke y Nito. Las imágenes en color, en particular, son muy lindas y retratan bien la naturaleza tolerante de los dos.

La serie está en curso en dos volúmenes en Japón, J-Novel Club ya está traduciendo y lanzando el segundo libro a través de su modelo de suscripción con un lanzamiento de eBook a principios de marzo. Personalmente, espero que este también reciba una versión impresa, ¡pero tendremos que esperar y ver allí!

General Adiós al otro mundo, nos vemos mañana El volumen 1 ofrece una lectura excelente para aquellos que buscan algo diferente en el género isekai. No se deje engañar ni desanimar por la linda portada; debajo hay una historia apasionante esperando a ser encontrada.

Categorías: Anime
Mundo Otaku:

Esta web usa cookies.