Creo que nuestro hijo es gay Revisión del volumen 1

“Creo que nuestro hijo probablemente sea gay. Es realmente lindo y sincero, para empezar “.

Hiroki Aoyama acaba de comenzar la escuela secundaria. Vive con su madre Tomoko y su hermano menor Yuri; su padre Akiyoshi suele estar fuera de casa por motivos de trabajo. Hiroki es un adolescente abierto que está obteniendo buenas calificaciones, disfruta jugando a juegos (¡los electrónicos, no tanto a los deportes escolares!) Y tiende a decir lo que piensa en voz alta antes de involucrar a su cerebro. Una conversación típica durante la cena casi siempre lo incluirá alegremente soltando sus pensamientos más íntimos, dándose cuenta de lo que acaba de decir, poniéndose de color rojo brillante y corrigiéndose a sí mismo en voz alta. Una discusión sobre el maíz en el curry de su madre lo lleva a observar: “¡Está bien! Si quiero comerlo cuando sea mayor … ¡buscaré un novio que sea excelente para cocinar y conseguiré que me lo haga! ” Después de una pausa de dos paneles, se corrige apresuradamente, “¡Guh -! ¡¡Novia!! ¡¡Novia!! ¡¡Me refiero totalmente a novia !! ¡¡Es curioso, sigo diciendo la palabra equivocada !! ” mientras el hermano menor Yuri sigue comiendo y Tomoko se observa a sí misma, Nuestro hijo a menudo se equivoca y dice “Novio” en lugar de “Novia”. Honestamente … es tan malo mintiendo.

Seguimos el día a día de la familia Aoyama, principalmente a través de los ojos de Tomoko. Está encantada cuando Hiroki invita a un nuevo amigo de la escuela, Daigo, a una sesión de juegos. Una toalla de mano desencadena recuerdos de una amistad anterior de Hiroki en la escuela secundaria que no resultó tan bien. Y recuerdos de los días de la guardería de Hiroki cuando felizmente ‘besó’ a otros niños de tres años porque eso es lo que Akiyoshi les hace a sus hijos pequeños como un saludo de ‘bienvenida a casa’, así que el pequeño Hiroki naturalmente también lo hace.

Así que Tomoko es el personaje principal del punto de vista y, como muchos padres, tiene una comprensión bastante precisa de quién es su hijo mayor y qué lo motiva. A ella no le molesta, al parecer, el hecho de que él probablemente sea gay y está a la vez divertido y encantado por sus torpes intentos de compartir y / o ocultarle esto. Lo más probable es que esté tratando de presentarle una imagen de sí mismo como el hijo que él, tal vez, imagina que le gustaría que fuera, pero constantemente sigue cometiendo errores freudianos. ¿Está ayudando e incitando a este engaño? ¿Está jugando porque siente que lo hará sentir más cómodo con su deseo de fingir que es heterosexual? En algún momento tendrá que haber que conversación entre ellos … pero hasta entonces, el pequeño juego continúa. La reaparición del padre ausente Akiyoshi agita las cosas más que un poco. Por cierto, Tomoko parece perfectamente feliz con la forma en que están las cosas con su esposo fuera durante largos períodos de tiempo, lo que hace que te preguntes cuando comienzas a desempacarlo, exactamente qué tipo de matrimonio es este, pero esa historia sería material para ¡un manga bastante diferente!

En cuanto al sostén de familia Akiyoshi, cuando regresa a casa para pasar unas breves vacaciones, el tema de un drama televisivo Amante De Los Hombres que las mujeres jóvenes en su oficina están entusiasmadas surge durante la cena. La actitud de Akiyoshi hacia el tema es predecible. “Bueno, no importa lo entretenido que digan que es … ver a dos chicos besarse y esas cosas es bastante asqueroso, ¿no es así?” dice riendo. Esto provoca una gran reacción de Hiroki, declamando en voz alta, “¿Dos tipos? ¡¿Qué estaban pensando ?! ” Cuando Tomoko le pregunta a su esposo: “¿De verdad viste el programa?” y, por supuesto, no lo ha hecho, continúa sugiriendo gentilmente que podría darle un tema de conversación con sus jóvenes compañeros de trabajo e incluso hacerle cambiar de opinión.

Creo que nuestro hijo es gay es otro manga LGBTQIA + que comenzó su vida en las ‘redes sociales’ al igual que varios de los títulos que hemos revisado aquí recientemente. Encontré por primera vez el trabajo de Okura en Ese sentimiento de cielo azul (VIZ Media) en el que su cómic web original fue re-dibujado por el mangaka Coma Hashii y que también trataba sobre la adolescencia, el descubrimiento de la propia sexualidad y el hacer amigos. En esta nueva serie, vemos que el propio estilo artístico de Okura es atractivo (hubo pequeños destellos de él en las palabras posteriores del autor en el trabajo anterior) con un ambiente de dibujos animados (no una crítica) y muchas excelentes tomas de reacción. El ambiente humorístico de la mordaza también se refleja en el ritmo bien juzgado de los capítulos cortos, ya que cada uno genera una pequeña recompensa, mientras que a menudo logra al mismo tiempo enfatizar silenciosamente un punto subyacente sobre la tolerancia y la comprensión.

Sin embargo, y hay un sin embargo, estoy intrigado por el hecho de que, aunque esto parece estar dirigido a lectores de la edad de Hiroki, ¿cómo ellos ¿Qué siente al ver constantemente a Hiroki desde el punto de vista de su mamá? Tomoko parece increíblemente benigna y comprensiva, dado que su esposo (en su mayoría) está ausente y sus adorables pero, sin embargo, adolescentes hijos. Hablar por teléfono con tu pareja sobre temas relacionados con la crianza de los hijos no es lo mismo que tenerlos allí para apoyarte cuando las cosas se ponen difíciles. Aunque me gusta el hecho de que ella apoya silenciosamente a Hiroki mientras le deja llegar a sus propias conclusiones sobre su sexualidad… cuando él está listo para hacerlo.

Mi personaje favorito es el estoico hermano menor Yuri, quien es experto en encubrir tranquilamente a su hermano mayor y probablemente entiende instintivamente lo que está pasando, sin revelar nada, ni involucrarse.

Este volumen relativamente delgado de Square Enix Manga es el primero de tres (hasta ahora), con una agradable traducción de Leo McDonagh que captura las conversaciones familiares alrededor de la mesa de manera convincente y una página en color al principio. Felicitaciones también al rotulista Lor Prescott por ofrecer los diferentes modos de hablar, el monólogo interior y los efectos de sonido de una manera que da vida a la historia.

Creo que nuestro hijo es gay ofrece una lectura entretenida y placentera y la calificación para adolescentes significa que será una buena adición al estante LGBTQIA + en bibliotecas para personas mayores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *