El escenario de Steins; Gate

Steins;Gate

Durante el primer episodio de Steins; puerta Uno de los detalles que tiene claro desde el principio es el escenario y la época del año en la que se desarrolla el anime, por supuesto esto es acorde a tu novela visual, pero la forma en que la animación transmite estas dos características a lo largo de la serie y cómo comunicarse con la historia y los personajes se hace de manera excelente. La trama se desarrolla en Akihabara, el centro tecnológico y otaku de la Japón es de Tokio, claro que no es un mundo de fantasía perfecto, pero es donde vive nuestro protagonista, y para complementar toda la narrativa se desarrolla en un momento interesante para ser explorado en un anime, el verano, ahora, ¿cómo podemos transmitir estos dos escenarios a un trabajo donde el foco es el viaje en el tiempo?

La importancia de ambientarse en un anime

Un escenario de anime es tan importante como los personajes, la historia y la banda sonora, es donde se desarrolla la narrativa, es donde descansan nuestros ojos después de un diálogo o batalla agotador, un escenario rico en detalles e historia, vívido, o simplemente mientras habla. al anime en su conjunto, aporta salud y vida al trabajo. En casos como K-on con su escuela y lugares llenos de color y la vida es el género Rebanada de vida con las chicas, conviértete en algo asombroso, o en Mantén tus manos fuera de Eizouken, donde todas las ubicaciones parecen un lugar en una ciudad planificada real, lo que hace que sientas mucha curiosidad por la arquitectura y los lugares que visitan los personajes, y no es diferente con Steins; puerta.

Akihabara

Steins; puerta
© Steins; Gate / White Fox

Akihabara, ¿cómo se puede condensar un área tan concurrida en un fondo? La respuesta espera dentro de la banda sonora y los personajes. La banda sonora no se limita a las canciones, es todo lo que escuchamos durante el anime y, en este caso, es lo que nos lleva a Akihabara Cada vez que presionamos reproducir en el anime, la gente habla de fondo, ahogada por los sonidos de los autos, el aire acondicionado, la música de Jpop saliendo de parlantes viejos con una calidad horrible, el sonido de las bombillas que fallan, las salas de juegos, los ventiladores y los interiores de los edificios, e innumerables sonidos, tómese un día y vea cualquier episodio, cierre los ojos y concéntrese en los diversos ruidos de la contaminación acústica que son parte de la escena, sin dificultad te sentirás en Akihabara. Ahora esto no solo contribuye a la credibilidad del lugar donde se desarrolla el anime, sino que los personajes también ayudan de una manera increíble. Tenemos nuestro protagonista Rintaro Okabe, un estudiante universitario de Tokio, un claro ejemplo de un joven japonés que vive en la gran ciudad. Tambien tenemos el Itaro Hashida, un super hacker que también es un otaku efervescente que visita un café de limpieza todos los días, una especie de lugar donde Akihabara es más famoso, donde a las chicas les gusta el Mayuri vistiendo un disfraz de sirvienta con orejas de gato, donde está el dueño del lugar Faris NyanNyan que en un episodio en sí dice que ella fue quien trajo la cultura de la tecnología y otaku a la ciudad, en este mismo episodio uno de los momentos culminantes del anime es cuando Okab se da cuenta de que la ciudad y el paisaje que la rodea han cambiado después de haber realizado una acción que no se puede deshacer, entrelazando el escenario con la historia, haciendo así Akihabara Gire no solo el fondo, sino convirtiéndose en un personaje de la trama.

Verano

Steins; puerta
© Steins; Gate / White Fox

Dentro del anime hay otro personaje como Akihabara, O Verano. El mismo es una pieza fundamental de la trama, ya que es algo que “le hace más él”. No es tan importante para la trama como la ciudad, pero es un personaje que siempre está presente a lo largo de la historia, un peso en la espalda de los demás, siempre comentado por ser tan ardiente, siendo representado de una manera que termina pasar desapercibido es tan natural, aunque es inusual que un anime que se desarrolla en verano o el verano tenga tanta presencia como en el Akihabara en Steins; puerta, después de todo, ¿cómo se hace este calor que nos calienta? Iluminación y una vez más, en la banda sonora, la iluminación de la animación es impresionante, los rayos de luz con un fuerte color blanco amarillento, ahogan todo el tiempo a los personajes y los escenarios, incluso a nuestro personaje. Mayuri Intento subir una de estas escaleras de luz, y en ese momento el contraste con la sombra hace que parezca un refresco cada vez que tenemos una escena en la sombra, junto con la banda sonora, como en Evangelion, el ruido de las cigarras propio de la época inunda el sonido provocando que cuando nosotros o mejor dicho los personajes estamos en una zona donde el sol no brilla, el sonido del aire acondicionado los alivia del inmenso calor exterior, aunque sea en un anime.

Steins; puerta
© Steins; Gate / White Fox

Los escenarios y el entorno Steins; puerta son sus propios personajes, sin ellos claro, la obra aún tendría su maravillosa historia y personajes, pero es la ambientación lo que realmente nos pone en pantalla, una lástima ya que tantos animes y medios olvidan este detalle, como el invierno en Steins; puerta que no se usa tanto como la temporada original o de novelas ligeras, pero estoy agradecido de que este aspecto esté tan bien trabajado en el anime, y es por eso que merece la atención.

¿Qué otro anime donde la ambientación te dejó huella? ¡Comenta abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *