X

Reseña de The Eminence in Shadow

Si bien la mayoría de las series de isekai tienden a centrarse en el héroe o el villano, La Eminencia en la Sombra en cambio, sigue a alguien que acecha en el fondo, o al menos hace todo lo posible por hacerlo.

La figura central es un niño que, al ver televisión mientras crecía, no tenía ningún deseo de ser la figura central, sino de ser un “shadowbroker”, la mente maestra que está controlando la historia sin que la mayoría de la gente se dé cuenta. Su deseo era tan fuerte que en la escuela, mientras trataba de ser lo más normal y aburrido posible en público, en privado estaba haciendo todo tipo de entrenamiento físico, lo que lo convirtió en el personaje de fondo más musculoso de todos los tiempos. Luego trató de aprender magia, que entre otras cosas implicaba crucificarse a sí mismo y tratar de ser uno con la naturaleza golpeándose la cabeza contra los árboles mientras estaba desnudo. Finalmente vio la luz y corrió hacia ella; sin embargo, las luces eran de un camión, y todos sabemos lo que sucede cuando recibes la visita de Truck-kun.

El niño se reencarna y ahora es Cid Kagenou, el hijo menor de 10 años de una familia de caballeros oscuros. En la superficie, sus poderes son nuevamente promedio, pero en privado, la fuerza y ​​la magia que acumuló cuando todavía estaba en nuestro mundo son manifiestas y grandiosas. Una vez más, Cid sueña con convertirse en un shadowbroker, ganando dinero en privado golpeando a los bandidos. En una de sus incursiones, rescata a un elfo al que llama Alfa. Cid inventa en el acto la idea de que él es parte de un grupo llamado “Shadow Garden”, dedicado a prevenir en secreto la resurrección de un demonio llamado Diablos por un culto malvado. Alpha se une a Cid y de hecho se convierte en el primer miembro de Shadow Garden. Sin embargo, Cid no es consciente de que, de hecho, existe un culto malvado que intenta resucitar a Diablos.

Este volumen de apertura del manga se lleva a cabo durante varios años, con Cid construyendo silenciosamente Shadow Garden y reclutando más miembros, todos los cuales nombra con letras griegas, para lo que él cree que es su causa inventada. Cuando Cid cumple 15 años, se une a una academia de caballeros oscuros y debido a una apuesta que salió mal, se encuentra saliendo con el ídolo de la escuela que lo trata como basura, lo que no solo amenaza su condición de desconocido, sino que sin saberlo resulta en algo más misterioso. Conexiones con el culto maligno que se revelan.

Aquellos que leyeron la reseña de Demelza sobre la versión original de novela ligera de La Eminencia en la Sombra sabrá que Demelza fue crítico con la escritura del autor Daisuke Aizawa, pero disfrutó del arte de Touzai – Touzai fue acreditado como el diseñador de personajes del manga. Me inclino a estar de acuerdo con Demelza, pero como este es el manga, obtenemos más arte para disfrutar sobre la escritura deficiente.

Cuando se trata de la escritura, mucho de cómo Cid llega a ser tan fuerte se debe a una combinación de su entrenamiento muy temprano en el mundo anterior y tanta suerte ciega que si esta historia se basara en un videojuego como el mundo de isekai, lo harías. Supongamos que Cid había maximizado su estadística de suerte. Por ejemplo, cuando la hermana mayor de Cid, Claire, es secuestrada al comienzo del segundo capítulo, él anuncia que sabe dónde está arrojando un cuchillo en un lugar determinado del mapa. Simplemente, lanza el cuchillo al azar, pero por pura suerte resulta ser el punto correcto. ¡Qué conveniente!

Afortunadamente, el manga ofrece algunos momentos visuales agradables. Combinando los diseños de los personajes de Touzai con el arte manga de Anri Sakano, los mejores momentos son las bromas visuales, como en las primeras secuencias de entrenamiento cuando el Cid del viejo mundo termina con la cabeza ensangrentada golpeándose la cabeza contra los árboles, o Cid alegremente. Corriendo hacia Truck-kun y, por lo tanto, a su muerte. Sakano también proporciona mucha tristeza cuando Cid se une a las escenas de lucha, a pesar de que las luchas son increíblemente unilaterales, gracias a sus poderes. Lo único bueno de escribir en estas escenas de lucha son las referencias a La extraña aventura de JoJo, con Cid gritando: “¡¡¡Ora Ora Ora Ora !!!”, mientras golpea a los bandidos.

La primera novela ligera fue traducida por Kristi Fernandez, pero luego Nathaniel Hiroshi Thrasher se hizo cargo. Con respecto al manga, Thrasher está trabajando en él desde el principio, y nuevamente parece que no hay problemas con la traducción, y tampoco parece haber nada obviamente mal con las letras de Phil Christie, aunque tampoco se destaca como notable. De hecho, funciona como una eminencia sombría en el fondo, marcando las cosas.

Parece que el manga es mejor que la novela ligera y, de los dos, parece que esta versión de La Eminencia en la Sombra es el que hay que buscar. Dicho esto, sin embargo, la serie también será adaptada a un anime por Nexus. Si las imágenes son la clave de lo que hace que esta serie sea buena, quizás la mejor adaptación esté por llegar.

Categorías: Anime
Mundo Otaku:

Esta web usa cookies.