Reseña del Volumen 9 de Sweat and Soap

En el Volumen 8 de sudor y jabón, Las cosas se veían positivas para Kotaro y Asako, ya que los dos celebraron su primer aniversario juntos y disfrutaron de un viaje de empresa. Sin embargo, ahora el Volumen 9 está aquí y Asako está llorando en la portada, ¡así que parece que esta entrega de la serie se dirige potencialmente por un camino triste! Averigüemos más.

Este libro comienza con Asako y Kotaro asistiendo juntos a un festival de verano y luego pasa a una historia en la que ella se resfría y Kotaro intenta cuidarla durante el segundo capítulo. Estas son una buena manera de comenzar, ya que capturan algunas de las cosas que más amamos de la serie, que es la relación entre nuestros dos personajes principales.

Después de estos capítulos, pasamos al arco de la historia en el que se centra este volumen. Asako hace un viaje nocturno de regreso a la casa de sus padres, porque ha surgido la oportunidad de encontrarse con un viejo amigo de la secundaria. La amiga de Asako, Mitsuki, se encuentra en un lugar muy diferente de su vida en comparación con nuestra protagonista, ha estado casada (aunque ahora separada) y tiene una hija de dos años.

Naturalmente, como parte de su puesta al día, las chicas hablan sobre su vida amorosa y Mitsuki comenta que se sorprendió al escuchar que Asako se mudó con alguien, dado que se mantuvo aislada de todos en la escuela. Mitsuki también habla sobre cómo su matrimonio se derrumbó debido a que no pudo darle a su pareja el tiempo y el afecto que necesitaba después de que naciera su hija, lo que sin duda le da mucho en qué pensar a Asako, si ella y Kotaro se casan y luego tienen hijos. Los suyos

Si eso no fuera suficiente, Asako se encuentra con un compañero de clase (que no se identifica) de la escuela primaria, uno que llamaba a Asako “Astinko” y solía intimidarla sobre cuánto sudaba. Dado que usa el apodo en este saludo, Mitsuki pregunta al respecto y el compañero de clase explica los orígenes y que Asako no ha cambiado ni siquiera ahora y todavía parece sudar mucho.

Es comprensible que este encuentro moleste a Asako, no solo porque está sacando a la luz malos recuerdos de su infancia, sino también porque alguien que comenta sobre su cuerpo en este momento es un golpe para su confianza. Desde que comenzó a salir con Kotaro, Asako se ha sentido más cómoda consigo misma y no se preocupa tanto por cómo la ven los demás. Claro, todavía se pone ansiosa a veces, pero el consuelo de aquellos que le importan ha contribuido en gran medida a que se olvide de los dolores de su infancia.

Asako no puede olvidar lo que dijo su compañero de clase e incluso después de regresar a casa en Kotaro, no se atreve a contarle lo que sucedió. Pero de todos modos está pesando en su mente, por lo que se encuentra mentalmente en espiral y alejando a su pareja diciéndole que necesita algo de tiempo, a pesar de que él es la única persona que podría ayudarla.

Por su parte, Kotaro no sabe qué hacer. Él no quiere presionarla, pero también le preocupa que su relación se desmorone de esta manera, lo cual es desgarrador teniendo en cuenta que una vez más estaba contemplando el matrimonio justo antes de que esto sucediera. Pero aunque es posible que no se acerque a Asako en cuanto a lo que tiene en mente, me gusta cómo el autor Kintetsu Yamada nos muestra las cosas desde su perspectiva, especialmente cómo puede sentir la tristeza de Asako (por oler su aroma) y que le pide consejo a su jefe y amigo. Sobre qué hacer. Kotaro siempre es retratado como increíblemente cariñoso e impulsivo, pero cuando importa, da pequeños pasos para determinar qué hacer, lo que es realista dada la relación que tienen estos dos.

Para algunos lectores, puede parecer sorprendente que esto fuera suficiente para despistar a Asako, pero quiero alabar a Yamada por lo realista y fundamentada que es esta historia. No es irrazonable que alguien caiga en espiral cuando una ansiedad profundamente arraigada sale a la superficie, ni que piense que es una tontería y no quiera hablar de ello con sus seres queridos. He estado en esa posición antes y Yamada lo retrata perfectamente a través de Asako. El autor hace un trabajo tan bueno que pasé la segunda mitad de este libro cerca o llorando mientras Asako luchaba con sus demonios, simplemente porque sus sentimientos se expresaron con tanto detalle a través de la obra de arte y el diálogo. Honestamente, estos capítulos son desgarradores, pero eso es algo bueno en este contexto, ya que claramente me está llegando como lector. A menudo elogio sudor y jabón por ser identificable y realista y esta entrega es otra marca en esas casillas de verificación.

Sudor y jabón El Volumen 9 llega a Occidente gracias a Kodansha y continúa siendo traducido por Matt Treyvaud. Como de costumbre, la traducción se lee bien y no hay problemas a tener en cuenta. El Volumen 10 ya está disponible con el Volumen 11 a finales de este mes, que llevará la serie a su conclusión.

General, sudor y jabón El Volumen 9 es fácilmente una de las entradas más emotivas de la serie hasta el momento. A menudo he dicho que este manga se destaca por ser realista y realista, pero de todos los libros hasta ahora, este es el que captura perfectamente ese sentimiento. ¡Asegúrate de tener algunos pañuelos listos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.