Revisión del volumen 4 de la memoria sin nombre

En octubre, el Volumen 3 de Memoria sin nombre llevó la primera mitad de la serie a una conclusión emocionante. Ahora estamos de vuelta con el Volumen 4 para ver qué tiene reservado la segunda mitad para nuestro elenco y descubrir si sigue siendo una lectura fascinante.

Al final del Volumen 3, Oscar retrocede en el tiempo y conoce a una joven Tinasha, que aún no se ha convertido en bruja. Una cosa lleva a la otra y Oscar se da cuenta de que la razón por la que lo enviaron aquí es para salvar a Tinasha del horrible incidente que la llevó a convertirse en bruja. Al final, lo logra, pero a costa de sobrescribir el futuro del que vino y que vio a los dos casarse.

Entonces ahora nos encontramos permaneciendo en esta línea de tiempo donde las cosas han cambiado bastante. Una gran diferencia es que el Imperio Mágico de Tuldarr todavía existe y es aquí donde nos reunimos con el Príncipe Oscar, quien está de visita con la esperanza de encontrar a alguien que pueda romper la maldición que se le ha impuesto (una maldición que matará a cualquiera que lleve a su hijo en brazos). ). El rey actual de Tuldarr lleva a Oscar debajo del castillo donde espera que el príncipe pueda encontrar la solución a su problema.

Durmiendo debajo del castillo está Tinasha, quien se sumió en un sueño mágico durante cientos de años con la esperanza de encontrarse con el Oscar de este mundo en el futuro (como lo hizo su yo original en la primera línea de tiempo). La aparición de Oscar la despierta de su sueño y le pide al príncipe que se case con ella, pero, naturalmente, ¡Oscar no tiene idea de quién es ella y rechaza sus avances! Para empeorar las cosas, el Rey de Tuldarr desea que Tinasha regrese al lugar que le corresponde en el trono, por lo que incluso si Tinasha quiere casarse con Oscar, hay todo tipo de problemas políticos, dado que él es el próximo en la línea para convertirse en rey de la cercana Farsas.

Por ahora, a Tinasha se le permite permanecer en Farsas durante seis meses mientras trabaja para romper la maldición bajo la que está Oscar. Dado que puede teletransportarse de un lado a otro desde allí a Tuldarr, significa que puede prepararse para su coronación al mismo tiempo (incluso si quiere tirarlo todo por la borda para permanecer en Farsas). Al igual que el primer volumen de memoria sin nombre, a partir de aquí, el libro adopta un enfoque episódico con nuestros dos personajes principales trabajando juntos para resolver problemas en el reino mientras Tinasha trabaja en la maldición de fondo. Por supuesto, hay mucho coqueteo y disputas entre los dos, ya que Tinasha desea acercarse a Oscar y Oscar se siente atraído por ella, a pesar de los problemas que se avecinan si él la persigue. Estas diferencias son las que evitan que el ‘lo harán, no lo harán’ del romance se vuelva obsoleto, así que estoy bastante satisfecho con la dirección en la que el autor Kuji Furumiya las ha llevado.

Con suficientes cambios en esta línea de tiempo en comparación con la primera, es justo decir que esta Tinasha y Oscar son muy diferentes a los que conocíamos antes. Todavía tienen los componentes centrales de sus personalidades, por lo que no son extraños para nosotros de ninguna manera, pero es interesante ver cómo han cambiado. Tinasha, por ejemplo, es mucho más infantil y despreocupada que su contraparte original, lo cual tiene sentido, dado que no ha pasado por las mismas experiencias horribles. Mientras tanto, Oscar es más abrasivo, pero es fácil entender por qué cuando de repente se encuentra en la posición de que una mujer tan misteriosa sepa todo sobre él y desee convertirse en su novia cuando apenas la conoce. También ganamos algunos personajes secundarios nuevos de las diferentes líneas de tiempo, que rápidamente se convierten en miembros irremplazables del elenco mientras apoyan a Tinasha y Oscar.

Esta historia demuestra una lectura increíblemente emotiva. Justo cuando Oscar y Tinasha finalmente encontraron la felicidad en la línea de tiempo original, fueron destrozados, solo para que el destino los volviera a unir en esta nueva versión. Pero hay mucho en su camino, sobre todo la propia Tinasha, que tiene buenos recuerdos del Oscar original que la salvó y está persiguiendo esa imagen de él, a pesar de que el Oscar actual está justo frente a ella. La política de los dos reinos que los mantiene separados es otro dolor en los corazones de los lectores a medida que avanza el libro y los dos luchan con sus sentimientos, sabiendo que no deberían perseguirlos más. Espero, a medida que la serie continúa, que estos dos también puedan encontrar la felicidad, pero únicamente el tiempo lo dirá.

Memoria sin nombre El Volumen 4 llega a Occidente gracias a Yen Press y continúa siendo traducido por Sarah Tangney. La traducción se lee bien sin problemas a tener en cuenta. El volumen 5 de la serie se lanzará en junio.

En general, Memoria sin nombre Es posible que el Volumen 4 haya introducido un reinicio para la pareja principal, pero aun así resulta una lectura emocional y fascinante. Si ha disfrutado de la serie hasta este punto, seguramente querrá saber qué les depara el futuro a Tinasha y Oscar, incluso si finalmente se les otorgará su final feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.