Supongamos que un niño de The Last Dungeon Boonies se traslada a un Starter Town Revisión del volumen 4

Cuando revisé por última vez Supongamos que un niño de la última mazmorra Boonies se muda a una ciudad de inicio, la adaptación al anime acababa de comenzar. Ahora que ha terminado, pero eso no significa que no haya mucho más manga para mantener a los fanáticos. ¡Hoy echemos un vistazo al Volumen 4!

Esta entrega de la serie comienza al final del Volumen 3, donde Lloyd y sus amigos participan en el torneo de brujería de la Academia Militar. Riho se enfrenta a la directora de la Academia de Hechicería de Rokujo, Rol, en la batalla decisiva, pero con tanta historia entre estos dos, ¡hay más que solo el destino de la competencia en esta pelea!

Al final, el equipo de Lloyd sale como el ganador del torneo y recibe la Espada Sagrada como premio, pero Rol y su grupo no están contentos con el resultado y planean robar la espada. Cuando el subordinado de Rol, Phyllo, le informa que la espada está con Marie, la bruja, rápidamente se propusieron robar algo valioso que pueden tomar como rehén a cambio de la espada, pero como siempre, nada sale bien para esta banda de villanos …

Phyllo roba un orbe caro de la casa de Marie, pero cuando Lloyd regresa para encontrar el lugar saqueado, asume que es María la que ha sido capturada y sale corriendo para salvarla. Esto lo lleva a enfrentarse a Phyllo en una pelea que rápidamente se convirtió en una de mis favoritas en la serie hasta ahora.

Como de costumbre, Lloyd asume que no es lo suficientemente poderoso como para derrotar a su oponente en una pelea uno a uno, por lo que, en cambio, la desafía a luchar. Esto lleva a los dos a destruir edificios y volar alrededor del área mientras su ridícula fuerza sale con toda su fuerza, ¡les aseguro, lectores, que este no es un concurso tradicional de lucha de brazos de ninguna manera!

Esta pelea cobra vida gracias a la brillante obra de arte que ofrece Hajime Fusemachi. Estoy seguro de que nadie más podría representar la diversión y la locura de esta serie tan bien como pueden. Admito que, después de ver la adaptación al anime, mis sentimientos por el manga habían comenzado a apagarse un poco, pero este volumen me atrajo de nuevo y me emocionó nuevamente con la historia.

Las expresiones, el tiempo cómico y la acción que se muestran a lo largo de este volumen son fantásticos. A pesar de que no sucede mucho en la historia general, sigue siendo muy divertido, que es quizás lo más importante. Mi única crítica es que hay bastante diálogo en algunos lugares a lo largo de este volumen y debido a que Fusemachi dibuja paneles tan pequeños, esto a veces puede abrumar la obra de arte, pero de ninguna manera es un gran problema.

Dado que acabamos de pasar por un arco de torneo, el próximo volumen de la serie está configurando algo un poco diferente con Lloyd tomando un trabajo a tiempo parcial en un hotel. Esto le da al elenco la oportunidad de relajarse, pero estoy seguro de que estará lleno de una buena dosis de malentendidos y situaciones ridículas por las que hemos llegado a conocer el manga.

Supongamos que un niño de la última mazmorra Boonies se muda a una ciudad de inicio El volumen 4 llega a Occidente gracias a Square Enix Manga y ha sido traducido por Andrew Cunningham. La traducción se lee bien sin problemas para notar. El volumen 5 de la serie está programado para su lanzamiento en octubre.

En general, el Volumen 4 de Supongamos que un niño de la última mazmorra Boonies se muda a una ciudad de inicio es otra entrada divertida de la serie. Si has disfrutado de tu tiempo con el manga hasta ahora, este ciertamente no te decepcionará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *