Yotsuba y! Revisión del volumen 15

Una de las cosas que me vienen inmediatamente a la mente al leer el último volumen de Yotsuba y! Es: “¡Finalmente, ha llegado un nuevo volumen!” Los fanáticos de la excitable preescolar de cabello verde han estado esperando durante más de tres años a que salga el decimoquinto volumen de la serie y ahora finalmente está de regreso.

Para aquellos que no están familiarizados con la serie, la historia sigue a Yotsuba Koiwai, una niña de cinco años que se deleita en casi todo lo que encuentra. La mayoría de las historias se centran en ella y las interacciones con quienes la rodean, es decir, con su padre adoptivo Yousuke, sus amigos Takashi “Jumbo” Takeda y el bromista Yanda, y los vecinos de al lado de Yotsuba, la familia Ayase.

En este volumen, Yousuke se cansa de tener frío y declara el momento feliz para sacar el kotatsu; Yanda convence a Yotsuba de que su casa necesita una licuadora para poder hacer jugo de plátano; Yotsuba y algunos de los hermanos Ayase van a la playa a recolectar piedras y luego se une a las chicas, ya que están en medio de una sesión de estudio intensivo. Yotsuba luego comienza a hacer manualidades, crea su propio librito y finalmente va a comprar una mochila, ya que “es una niña grande” preparándose para su primer día de clases.

Yotsuba y! Es famoso por varias razones, una de las cuales es que el autor Kiyohiko Azuma (quien también creó Azumanga Daioh) ha dicho en el pasado que no habría adaptación al anime. Lo más cercano que ha habido a uno es una serie con un personaje derivado, el robot de cartón Danbo, que no aparece en este volumen. Por lo tanto, la serie es uno de los mangas más populares que no tiene anime.

Sin embargo, a pesar de no tener presencia en televisión, la serie sigue siendo popular y es fácil ver por qué al leerla. Yotsuba es un personaje tan alegre que es imposible no sentirse animado por ella y, de hecho, por su total inocencia con el mundo que la rodea. Un buen ejemplo de esto es el capítulo “Jugo de plátano”, o para ser exactos, “¡Yotsuba y jugo de plátano!”, Los títulos de los capítulos encajan en la puntuación del título del manga, donde Yanda logra que Yotsuba moleste a su padre para que compre una licuadora en lugar de comprar una él mismo, ya que significaría tener que lavarla en su propio lugar.

Una de las formas en que se ilustra la emoción de Yotsuba en la historia son las tomas de reacción. La manera de Azuma de diseñar un Yotsuba excitable con los ojos muy abiertos es siempre fascinante. Otro elemento es el uso de letras. En la traducción original al japonés y al inglés, cada vez que Yotsuba se emociona por algo, la fuente cambia para enfatizar su pasión, incluso cuando el tema es completamente mundano, como recolectar guijarros de una playa. En el comunicado de prensa de Yen, las letras están hechas por Abigail Blackman y hace un trabajo brillante. La traducción de Stephen Paul parece no tener problemas obvios.

¡Otro factor atractivo de la serie es que Yotsuba y! Es uno de los pocos manga publicados en inglés que es adecuado para niños de todas las edades. La serie puede atraer a cualquiera, y aquellos con niños que quieran presentarles el manga podrían usar esta serie felizmente como una forma de comenzar en este medio.

Yotsuba y! Sigue siendo tan divertido y entretenido como siempre. Si la ausencia hace que el corazón se vuelva más cariñoso, entonces los tres años que la serie ha estado fuera ayudan a probar esta afirmación, aunque una ausencia más corta para el Volumen 16 sería bienvenida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.